Written by 3:16 pm Actualidad, Noticias

Novedosa terapia como aporte a la salud en Chile

El doctor David Calderón está actualmente iniciando el segundo curso para capacitar a profesionales de la salud, en la nueva técnica. Realza que se trata de una medicina complementaria a la formal, que puede mejorar notablemente la calidad de vida y bienestar de las personas.

Foto de Médico creado por wavebreakmedia_micro – www.freepik.es

Con pleno éxito finalizó el primer Taller-Seminario para el Cuidado, Fomento y Protección en Salud. Impartido por el doctor David Calderón Thayer, director del Instituto de Medicina Integral y la Fundación Vortex, especialista en terapia del dolor y cuidados paliativos, durante doce semanas capacitó a profesionales de la salud en Terapia Reguladora Autónoma, (TRA).  

Se trata de una técnica que constituye un puente entre la medicina integral y la medicina convencional ortodoxa. Utiliza los propios recursos defensivos y naturales de que dispone el organismo. Es fácil de aplicar. No compite, sino que colabora con la medicina tradicional. Parte del principio que el estilo de vida actual favorece todo tipo de estrés y/o enfermedades y, además, sobrecarga el modelo de atención de salud. Además, responde la creciente demanda de las personas de mayor bienestar y calidad de vida. 

El doctor Calderón señaló que consiste en estimular 16 zonas o áreas del cuerpo, a fin de fortalecer el sistema inmune, lograr pleno beneficio psicológico y fisiológico. De esta forma es posible prevenir o tratar la mayoría de las enfermedades que afectan a las personas, incluidas las enfermedades crónicas.

“Es una técnica que ayuda a sanarse, a equilibrarse, tanto psíquica como emocionalmente. Es reguladora porque equilibra y autónoma porque utiliza una parte de nuestro sistema nervioso central, que se llama sistema nervioso autónomo o vegetativo. Este último tiene la capacidad de regular no sólo enfermedades, sino también emociones, sentimientos, pensamientos y acciones. La terapia incluso apunta al desarrollo humano, porque enseña a las personas gestionar su sentir”.

Medicina China e Hindú

“La neurociencia de hoy precisa que el hombre de hoy primero debe tener la sensorialidad, la capacidad de registrar, analizar y reflexionar sobre lo que sentimos, lo que pensamos y sobre nuestras emociones.  De esta forma, podemos gestionar nuestras vidas. Pero hacerlo, implica conocernos y conocer nuestra interioridad. No sólo dependemos del mundo externo, sino también de nuestra propia capacidad física y emocional”. 

La gran participación e interés de los participantes motivó al especialista a programa un segundo taller, que se realizará a partir de septiembre próximo. 

El especialista destacó que la TRA tiene sus orígenes en la Medicina China Tradicional, en la Medicina India, que datan de hace más de tres mil años, que trabajan sobre todo digitalmente. “El hombre siempre ha buscado formas de sanarse. Esto implica que una parte de este conjunto de acciones sanadoras tenga que ver con estímulos de tipo somático, o sea sobre nuestra piel, que es uno de los principales órganos sensoriales del cuerpo. Es capaz de sentir, percibir y producir incluso reacciones reflejas en los órganos internos y en nuestro cerebro”.   

“A diferencia de la acupuntura, no utiliza agujas y es una innovación producto de más de 30 años de experiencia en la práctica clínica profesional, en el ámbito de la medicina general, familiar, geriatría, terapia del dolor y cuidados paliativos: La idea es formar profesionales de la salud con un enfoque basado en la tradición, enriquecido con los conocimientos del siglo XXI.  También hay que destacar que no es invasiva”.

Así trabaja

La Terapia Reguladora Autónoma se aplica fundamentalmente a través del tacto: “Se puede trabajar manualmente con ciertas maniobras que producirán una estimulación somática, mediada por receptores de la piel, que informarán a las zonas más profundas de nuestro sistema nervioso central el estado del cuerpo y qué tipo de problemas podemos tener.

La terapia del doctor Calderón consiste en estimular 16 zonas o áreas del cuerpo, a fin de fortalecer el sistema inmune.
El doctor David Calderón Thayer es director del Instituto de Medicina Integral y la Fundación Vortex, especialista en terapia del dolor y cuidados paliativos.

Fundamentalmente está orientada a todas las enfermedades psicosomáticas, donde existe una relación cuerpo-mente. Podemos decir que no hay trastorno que no tenga una relación estrecha entre la emoción, el pensar y el sentir, y la alteración física. Importante: puede servir para atender y sanar desde niños hasta ancianos. Esto incluye desde las enfermedades más sencillas hasta las enfermedades crónicas. Fundamentalmente, vamos a tener mejores resultados cuando la enfermedad está en los inicios que cuando se encuentra en su término. 

Pero todas las personas son receptivas. La terapia tiene igual validez para hombres y mujeres. No tiene el inconveniente de las agujas de la acupuntura. Se trata sólo de manipulaciones con los dedos, con las manos. Los mejores resultados se dan en todos los tramos etarios. El plazo de mejoría depende de cada paciente.  Muchas personas mejoran muy rápidamente”.

Medicina tradicional e integrativa

El doctor David Calderón está actualmente iniciando el segundo curso para capacitar a profesionales de la salud, en la nueva técnica.  Realza que se trata de una medicina complementaria a la formal, que puede mejorar notablemente la calidad de vida y bienestar de las personas.

“Es una mezcla de la medicina tradicional con la complementaria o integrativa. Por lo tanto, requiere formación en las técnicas tradicionales. Inicié los cursos porque muchas veces faltan recursos para mejorar la eficacia de los tratamientos y resultados en el tiempo. Eso obliga a reconocer que existen nuevas formas de mejorar las terapias. En los profesionales de la salud o personas que le interese el cuidado de sus pares he encontrado expectación por recibir estos renovados conocimientos, vinculados con la neurociencia. En la medida que esto se vaya difundiendo, encontrará creciente acogida en el mundo de la salud. En cuanto a los pacientes, no conocen la nueva técnica, pero han mostrado excelente recepción a ellas”. 

Aclara que no es una terapia invasiva, sin efectos secundarios y que vincula la neurociencia actual con conocimientos muy antiguos. Se trata de nuevas opciones de curación, menos riesgosas y más eficaces. Puede coexistir junto a otras técnicas sin inconvenientes.  

Actualmente, los cursos se imparten en línea, a través del Instituto de Medicina Clínica y están dirigidos no sólo a médicos, sino también a otros profesionales de la salud, como enfermeras, kinesiólogos y otros profesionales y técnicos. 


Más información: Doctor David Calderón Thayer. F: 22 343 7448 o 222093214  davidcalderonthayer@hotmail.com 

(Visited 317 times, 1 visits today)
Close